Antecedentes

El concepto de los clubes de ciencias no es nuevo, sin embargo, en México el movimiento se ha caracterizado por ser impulsado por esfuerzos individuales. Este formato impide que se le dé continuidad, y seguimiento a los jóvenes que han participado en estos proyectos.

Sin embargo, con el surgimiento de foros como, Infomatrix, Proyecto Multimedia, Expociencias, entre otros, se han creado diversos espacios para que niños y jóvenes puedan trabajar en el desarrollo de proyectos científicos.

Resulta importante, hacer acopio de todas las experiencias generadas a lo largo del país, así como de las metodologías generadas, pues representan un cúmulo importante de conocimiento generado.

En países de América latina y en el mundo, como Uruguay, Paraguay, Colombia, Estados Unidos, Argentina, España, existen diversas redes que agrupan clubes de ciencia, estos han permitido incrementar la cultura científica en niños y jóvenes mediante la apertura de espacios de interacción científica. 

Con base en lo anterior y tomando el liderazgo que ha caracterizado a la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (SOLACYT) es que se ha generado esta propuesta de Red Iberoamericana Clubes de Ciencias, un espacio sin fines de lucro donde confluyen los clubes de ciencia.